El embutido en la alimentación de los más pequeños

Pocas cosas habrán que le gusten a los niños a la hora de merendar que un bocadillo de un buen embutido. Para madres y padres es también una solución ideal por lo fácil que resultan prepararlos (incluso con antelación) y llevarlos guardados en un pequeño bolso hasta la hora en que los niños termina sus clases o sus actividades extraescolares.

Pero es también evidente que hay opiniones favorables y detractores por la especial composición nutricional de los embutidos, aunque han sido parte evidente de nuestra dieta desde hace años. La mayoría de los embutidos se pueden consumir con total tranquilidad. En eso todos estamos de acuerdo. Pero en lo que también hay que ponerse de acuerdo es que se hace necesaria una razonable moderación.

Si bien no es recomendable un consumo excesivo, los niños viven en continua actividad física por lo que el porcentaje de proteínas y fósforo de los embutidos es muy recomendable para su crecimiento y un desarrollo normal de los huesos. En general, los embutidos son también una buena fuente de hierro. Aunque generalmente se les presupone una cantidad de grasas elevada, no es menos cierto que un alto porcentaje de las que contiene el chorizo o el salchichón, por ejemplo, son Grasas No Saturadas. El embutido también tiene un contenido mayor en vitaminas del grupo B, que ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga.

EMBUTIDOS ORTIZ, FUENTE DE PROTEÍNAS Y MUY NUTRITIVOS

Todos los productos de Embutidos Ortiz se elaboran sin Gluten y son Fuente de Proteínas. Contamos con la gama Más Natural (sin alérgenos) y 100% Natural (con ingredientes naturales, sin alérgenos ni aditivos). El chorizo, por ejemplo, lo elaboramos sin colorantes artificiales.

Entre nuestras últimas novedades destaca nuestro Chorizo con Quinoa, que además de mantener todo el sabor natural tiene un mayor contenido nutricional por las cualidades que le aporta este nuevo ingrediente.

Y por útlimo, una recomendación: acompañar los bocadillos con un pieza de fruta y productos lácteos naturales para conseguir así una merienda equilibrada.

Chorizo con Quinoa de Embutidos Ortiz